Uno de los pilares del modelo social europeo

anclado en el Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea

heading

El diálogo social europeo puede ser bipartito o tripartito, y completa las prácticas nacionales de diálogo social que existen en la mayoría de los Estados miembros.

Sobre la base de los principios de solidaridad, responsabilidad y participación, este diálogo constituye el principal órgano a través del cual los interlocutores sociales contribuyen a definir las normas sociales europeas y desempeñan un papel esencial en la gobernanza de la Unión.

Hoy en día los interlocutores sociales intersectoriales están involucrados en un debate estructurado y en consultas con las instituciones europeas y los gobiernos nacionales, tanto a nivel técnico como político, sobre una gran variedad de cuestiones, que incluyen los aspectos macroeconómicos, la política de empleo, la protección social y la educación y formación. En 2011, la Comisión organizó el primer “foro social tripartito” para debatir temas relevantes para la “Agenda de nuevas cualificaciones y empleos” y, de forma más general, la estrategia global Europa 2020.

AÑOS 70

El diálogo social tripartito o concertación tuvo lugar por primera vez a través de una serie de conferencias tripartitas en materia de empleo celebradas en los años 70, en las que participaron los interlocutores sociales de nivel europeo, la Comisión y los gobiernos nacionales.

En 1970, tras una petición de los interlocutores sociales, el Consejo creó un Comité Permanente de Empleo para asegurar un diálogo continuo, la acción conjunta y la consulta sobre la política de empleo entre las instituciones de la Unión Europea, los gobiernos nacionales y los interlocutores sociales.

AÑOS 90

En los años 90, los interlocutores sociales y el Consejo empezaron a debatir fuera del Comité Permanente de Empleo.

Los interlocutores sociales intersectoriales europeos empezaron a concertar entrevistas con los ministros antes de las reuniones del Consejo de Empleo y Asuntos Sociales, y desde 1996 los interlocutores sociales se entrevistaban con la “troika” de las vigentes y futuras presidencias del Consejo en la víspera de los Consejos Europeos.

1999-2001

Mientras tanto, la utilidad del Comité Permanente de Empleo como foro para la consulta y el diálogo empezó a ser cuestionada por los involucrados.

Fue reformado y simplificado en 1999, y se integró como parte de la estrategia europea para el empleo. Este Comité se utilizó como foro para el diálogo tripartito hasta comienzos de los 2000.

Los interlocutores sociales opinaron que la reforma no había supuesto mejoras significativas, y en el año 2001 pidieron que el Comité Permanente de Empleo fuese reemplazado por un comité tripartito para la concertación dentro de la estrategia de empleo y crecimiento de Lisboa, como ya estaba ocurriendo en la práctica.

Cumbre Social Tripartita para el Empleo y el Crecimiento

En 2003 se estableció formalmente a través de una decisión del Consejo (2003/174/EC) reconocida por el Tratado de Lisboa en 2009

Esta Cumbre Social Tripartita reemplazaba al Comité Permanente de Empleo, siendo su papel asegurar el diálogo continuo entre el Consejo, la Comisión Europea y los interlocutores sociales a nivel europeo, permitiendo a estos últimos contribuir a varios componentes de la estrategia económica y social de la UE, incluyendo su dimensión de desarrollo sostenible.

La cumbre reúne a altos representantes de la Presidencia del Consejo actual y las dos siguientes (que incluyen ministros de trabajo y asuntos sociales, así como otros ministros en función de la agenda), de la comisión y de los interlocutores sociales. Los trabajadores y empleadores están representados cada uno por una delegación de 10 miembros, con una participación equilibrada de hombres y mujeres, consistente de representantes de las organizaciones sociales intersectoriales a nivel de la Unión Europea. La delegación de los trabajadores está coordinada por CES (ETUC) y la delegación de los empleadores, por Business Europe, que se aseguran de que se tenga en cuenta la visión de las organizaciones específicas y sectoriales, y, cuando corresponda, que cuenten con representantes en las delegaciones.

La agenda de cada Cumbre es determinada conjuntamente por la Presidencia del Consejo, la Comisión y los interlocutores sociales intersectoriales. Los temas de la agenda también son debatidos por el Consejo para el Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores. La Cumbre se ha reunido dos veces al año desde su creación en 2003. Está presidido conjuntamente por los presidentes del Consejo Europeo, del Consejo de la UE y de la Comisión.

La cumbre ha permitido a los interlocutores sociales contribuir a la Estrategia de Lisboa para el Crecimiento y el Empleo, y posteriormente, a la Estrategia Europa 2020.

Algunos de los logros han sido:

  • Acuerdo intersectorial sobre los mercados de trabajo inclusivos a la cumbre en Marzo de 2010 como contribución a la agenda de crecimiento inclusivo de Europa 2020
  • Análisis conjunto de los principales retos de los mercados de trabajo europeos como aportación para el debate europeo sobre la “flexiguridad”.
  • Un foro para que los interlocutores sociales expresasen sus puntos de vista sobre cómo hacer frente a la crisis y sus implicaciones en el empleo, y cómo volver al crecimiento.
Más información